Se introduce legislación para permitir a los veteranos deportados reingresar a los Estados Unidos

Press Release July 14, 2016
Media Contact

<h2 class="subtitle">
Contact:</h2>
<p>Tony Newman 646-335-5384<br />
Michael Collins (habla espa&ntilde;ol) 404-539-6437</p>

Ayer, el Congresista Raul Grijalva (D-AZ) y otros demócratas de la Cámara, introdujeron el “Acta para la protección y visas de los veteranos”, la cual podría establecer un programa de visas para permitir que ciertos veteranos deportados regresen a los Estados Unidos como residentes permanentes legales. También serían elegibles para los procesos existentes de naturalización por servicio militar, y volverían a gozar de los beneficios otorgados a los militares y veteranos. La ley también pondría un fin a procesos ya iniciados de deportación para los veteranos elegibles.

“La idea de que personas que han sacrificado tanto por la defensa y la seguridad de nuestra nación sean echadas del país tan desconsideradamente es verdaderamente vergonzosa”, aseguró el Representante Grijalva. “Cuando alguien está dispuesto a sacrificar su vida por el país que ama, ¿Qué más podríamos pedir de un compatriota? Muchas de estas deportaciones son resultado de ofensas menores relacionadas con las drogas. En vez de proporcionarle a nuestros veteranos la ayuda que necesitan desesperadamente, les expulsamos del país. La propuesta de ley que presento pretende asegurar que todos y cada uno de los veteranos, sin importar dónde hayan nacido, sean tratados con el respeto que se han ganado a través del servicio en uniforme”

De acuerdo con el  Proyecto de Defensa al Inmigrante una de cada cuatro deportaciones causadas por delitos –es decir, más de 250,000 deportaciones– involucraban a alguien cuyo delito más grave era una falta relacionada con las drogas. El año pasado, Human Rights Watch presentó un reporte sobre las deportaciones relacionadas con delitos de drogas, observando que “Miles de familias en los Estados Unidos han sido separadas en los años recientes debido a las detenciones y deportaciones causadas por faltas relacionadas con las drogas”. Y la semana pasada, la ACLU presentó un reporte asegurando que los veteranos que han servido a la nación como residentes permanentes legales han sido “sujetos a leyes migratorias draconianas que reclasificaron delitos menores como crímenes que ameritan deportación, y fueron desterrados del país”

“Todos sabemos que la guerra contra las drogas ha sido una guerra contra los inmigrantes”, dijo Michael Collins, Director adjunto de relaciones nacionales de la Drug Policy Alliance. “La marihuana es legal en cuatro estados, y en la Capital de esta nación. Tanto los Republicanos como los Demócratas han comprobado que debemos reducir las duras sentencias a los delitos relacionados con las drogas. Entonces, es particularmente cruel deportar a cientos de miles de personas cuya mayor ofensa fue la portación de cantidades pequeñas de marihuana”

Los inmigrantes han servido en el Ejército de los Estados Unidos desde su creación, y en 2008 el Departamento de Defensa reportó que 65,000 residentes permanentes legales estaban activos en las fuerzas armadas estadounidenses. La Ley Grijalva podría permitir aplicar para reingresar al país a aquellas personas deportadas por ofensas no violentas, y detendría los procesos ya iniciados para veteranos que hayan cometido delitos no violentos. Muchos de los veteranos beneficiados por esta ley serían quienes hayan cometido una falta no violenta relacionada con las drogas.

A young woman holds a sign that says "End the Drug War."

Sign up for updates from DPA.

en_USEnglish

4/20 MATCH!

Your $1 becomes $2 to power the urgent fight to end marijuana prohibition and repair the harms of the drug war. Don’t miss your chance to fight for justice!