Presidente de Uruguay pide regulación legal de la marihuana

Presione soltar 20 de junio de 2012
Contacto con los medios

<p>
Tony Newman 646-335-5384 o Ethan Nadelmann 646-335-2240</p>

Ayer, el gobierno de Uruguay anunció que presentará una propuesta a legalizar la marihuana bajo regulación y venta controlada por el gobierno, lo que lo convierte en el primer país del mundo donde el estado vendería marihuana directamente a sus ciudadanos. Según los medios locales, la ley haría que la marihuana estuviera legalmente disponible en lugares autorizados por el gobierno bajo ciertos criterios: habría un registro nacional de consumidores; las ventas solo serían legales para mayores de 18 años; habría una cantidad máxima disponible por mes por consumidor; y se garantizarían estrictos controles de calidad. El precio de la marihuana lo fijaría el gobierno y los impuestos sobre las ventas financiarían el tratamiento y la rehabilitación de los drogadictos. La propuesta fue redactada por el presidente uruguayo José Mujica y su personal y requiere aprobación parlamentaria antes de ser promulgada.

El objetivo de la medida es combatir la creciente inseguridad y el crimen en Uruguay eliminando las ganancias de las ventas de marihuana de las bandas de narcotraficantes, separando el mercado de marihuana de los de otras drogas ilegales y evitando la exposición de los usuarios de marihuana a los traficantes de drogas que también venden pasta de coca y cocaína. A pesar de que Uruguay es uno de los países más seguros de América Latina, se ha enfrentado a un aumento de la delincuencia de las bandas de narcotraficantes debido a su posición en una ruta de tránsito de drogas hacia Europa a través de África Occidental. Este aumento en el tráfico también ha llevado a un aumento en los usuarios de pasta de coca uruguaya. El ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro, dijo a periodistas el miércoles: "Es una lucha en los dos frentes: contra el consumo y el narcotráfico. Creemos que la prohibición de algunas drogas está creando más problemas a la sociedad que la droga misma".

La posesión y consumo de marihuana nunca fue penalizado en Uruguay. En una entrevista en mayo, cuando se le preguntó sobre la legalización de la marihuana, el presidente Mujica respondió: “No tengo la autoridad moral para impedir que los niños cultiven [marihuana] si he fumado tabaco toda mi vida. ¿Voy a ser un viejo conservador? Como todo, debería tener límites, no debería pasar nada por fumar unos cuantos porros pero no es lo mismo que estar drogado todo el día”.

Declaración de Ethan Nadelmann, Director Ejecutivo de Drug Policy Alliance:

“La propuesta del presidente Mujica representa un paso adelante muy audaz. Se ha sumado a la ola de líderes latinoamericanos llamando a la reforma de la política de drogas, incluidos los presidentes Juan Manuel Santos (Colombia), Otto Pérez Molina (Guatemala), Laura Chinchilla (Costa Rica), Cristina Fernández de Kirchner (Argentina) y Rafael Correa (Ecuador), y ha ido un paso más allá al sugerir una política alternativa concreta.

Uruguay está en el camino correcto con la eliminación de sanciones penales a los consumidores, pero por supuesto, el diablo está en los detalles. Tenemos curiosidad por ver cómo se desarrolla esta propuesta. Un monopolio gubernamental rara vez es la mejor forma de regulación. Uruguay debería estudiar de cerca los modelos existentes, como las cafeterías de cannabis en los Países Bajos, los clubes sociales en España y los dispensarios de marihuana medicinal en los Estados Unidos.

El instinto y los principios del presidente Mujica son admirables. Ahora debe encontrar la mejor manera de seguir adelante. Es una verdadera demostración de cuán lejos ha llegado el movimiento de reforma de las políticas de drogas cuando la discusión ha pasado de si legalizar a cómo para legalizar."

A young woman holds a sign that says "End the Drug War."

Regístrese para recibir actualizaciones de DPA.

es_MXSpanish