Histórico proyecto de ley de reforma de sentencias es aprobado por el Comité Judicial de la Cámara de Representantes

Presione soltar 17 de noviembre de 2015
Contacto con los medios

<h2 class="subtitle">
Contacto:</h2>
<p>Tony Newman (646) 335-5384<br />
Michael Collins 404 539 6437</p>

Hoy, el Comité Judicial de la Cámara votó unánimemente para promover la Ley de Reforma de Sentencias. El proyecto de ley, presentado por el presidente Bob Goodlatte (R-VA) y el miembro de alto rango John Conyers (D-MI), y patrocinado por otros treinta representantes, reduciría las sentencias mínimas obligatorias por delitos de drogas, ampliaría la "válvula de seguridad" federal (que permite a los jueces usar su discreción para sentenciar a personas por debajo de los mínimos obligatorios legales) y haría que muchas de las reducciones de sentencia fueran retroactivas.

“Esta votación de hoy es un paso significativo hacia la reducción de la población carcelaria federal”, dijo Michael Collins, subdirector de asuntos nacionales de Drug Policy Alliance. “Tenemos un proyecto de ley en el Senado, y ahora tenemos un proyecto de ley complementario en la Cámara, por lo que soy optimista de que tendremos una legislación en el escritorio del presidente en cuestión de meses”.

La votación se produce unas semanas después de que el Comité Judicial del Senado avanzara su proyecto de ley de reforma de sentencias con una votación de 15-5. El proyecto de ley del Senado incluye disposiciones sobre el reingreso y la reincidencia, que se espera que la Cámara aborde en un proyecto de ley separado.

La votación de la Cámara se produce una semana después de que Chuck Colson Task Force y Urban Institute publicaran un informe señalando que muchas de las personas actualmente encarceladas por delitos de drogas tenían bajos niveles de antecedentes penales y, por lo tanto, una baja tasa de reincidencia. Casi la mitad de las casi 100,000 personas en prisiones federales por delitos de drogas se encontraban en las dos categorías más bajas de antecedentes penales, y otra cuarta parte no tenía antecedentes penales previos. Entre estas personas condenadas por violaciones a la ley de drogas, las tres cuartas partes no tenían antecedentes graves de violencia y la mitad no tenía antecedentes violentos de ningún tipo.

La fiscal general adjunta Sally Yates, la segunda fiscal de más alto rango de EE. UU., se hizo eco recientemente del hecho de que la mayoría de las personas encarceladas por infracciones de la ley federal de drogas son delincuentes no violentos de bajo nivel. En los últimos testimonio ante el Comité Judicial del Senado afirmó que menos del uno por ciento de los presos por delitos federales de drogas habían usado violencia o tenían una amenaza de violencia relacionada con su condena, solo el 16 por ciento poseía armas y solo el siete por ciento eran líderes de una empresa criminal.

“Los mínimos obligatorios y las sentencias draconianas han tenido un impacto devastador en las familias y las comunidades”, dijo Anthony Papa, gerente de relaciones con los medios de Drug Policy Alliance, quien cumplió 12 años por primera vez por un cargo no violento de drogas. “El Congreso no puede deshacer el daño del pasado, pero puede reformar estas leyes para permitir que la gente regrese a casa y minimizar futuras injusticias”.

El proyecto de ley de la Cámara ahora pasa al pleno para una votación completa.

Hoja de datos de DPA: La guerra contra las drogas, el encarcelamiento masivo y la raza

A young woman holds a sign that says "End the Drug War."

Regístrese para recibir actualizaciones de DPA.

es_MXSpanish